lunes, 12 de mayo de 2014

Florence Nightingale: un nombre para la estadística


(Esta entrada es la transcripción de un número de un micro radial, llamado Matemática para oír. Si prefieres oírlo, lector, puedes acceder al enlace.)

 
 Si esta entrada tuviera la suerte de ser leída por algún profesional o estudiante de enfermería o cualquier disciplina médica, es posible que este amable lector se sienta algo confundido porque un blog dedicado a la matemática o al cine, lleve el nombre de quien tanto dio a la profesión de la enfermería al punto de que el Día Mundial de la Enfermera se celebra el 12 de mayo, fecha de nacimiento de una de las protagonistas de esta entrada. 

Más allá del hecho de que el Día de la Enfermera se haya asociado al género, por uno de esos deslices a los que nos lleva la dinámica social, a nuestro lector le complacerá saber que Florence Nightingale (la primera, porque hay otra) dedicó buena parte de su vida intelectual al estudio profundo de la matemática a pesar, por supuesto, de la resistencia familiar ante la que reclamó su derecho a no pasar la vida dedicada al tejido y la organización de cuadrillas de baile. Su voluntad obligó a la búsqueda de un tutor en matemática quien resultó ser, nada más y nada menos, que James Sylvester, coautor junto con Arthur Cayley, de la teoría de los invariantes algebraicos. Pero fue su contacto con Quetelet el que la condujo a su amor por la estadística. 

La actividad de Florence en el campo de batalla en la famosa y cruenta guerra de Crimea, donde ganó su bien merecida fama como enfermera, la condujo a aplicar sus conocimientos matemáticos al estudio de las condiciones de los hospitales de guerra británicos y demostró, a pesar de la acritud masculina, la necesidad de la reforma del sistema hospitalario. Para ello echó mano a un recurso estadístico de su invención: el gráfico polar. Cuando por fin logró hacerse oír, su propuesta de reforma redujo los fallecimientos en unos porcentajes realmente importantes.

Nightingale murió a los 90 años en agosto de 1910. Un año antes, en este mismo mes, la familia David, amiga y admiradora de la ya longeva enfermera, recibieron la dicha de una bebé a quien pusieron el nombre completo de su ilustre amiga, por lo cual la niña fue reconocida como Florence Nightingale David. Alguna influencia ejerció el nombre, pues desde muy temprano la infanta orientó sus pasos hacia la matemática y la estadística. A los veinte años ingresa a una institución universitaria femenina con la intención de realizar su sueño de vida: adquirir la profesión de actuario; en dos años de estudio obtuvo un grado en matemática.

Ejercer como actuario le fue negado porque no era profesión para mujeres, pero su padre la instó a no dejarse amilanar por la segregación de género. Entró en contacto con el distinguido estadístico Carl Pearson, quien reconoció sus grandes dotes y la introdujo en el mundo académico donde la fémina, a pesar de la discriminación constante, desarrolló un trabajo de investigación y publicaciones que ya hubieran querido para sí muchos de aquellos que estúpidamente la discriminaron.

Florence Nightingale David murió en 1993, un mes exacto antes de cumplir sus 84 años. Ocho años después fue creado un premio con su nombre para galardonar a las féminas cuyo aporte a la estadística sea notable.

10 comentarios:

  1. Como siempre informado ameno y oportuno. Ni me hubiera imaginado a la buena de Florence colega tuya. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Douglas que interesante este artículo. Un conocimiento más. Agradezco. Feliz dia

    Esperanza Peña

    ResponderEliminar
  3. Muy confortable tu ARTICULO Douglas te felicito amigo.

    Simón Ramos

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el artículo... Siempre es posible aprender.

    Alberto Ginestá.

    ResponderEliminar
  5. Douglas leyendo tu artículo veo el paralelismo existente con la gran Marie Curie,también tuvo que demostrar que " El llegar a ser grandiosa no es privilegio masculino "
    Un abrazo Eólide

    ResponderEliminar
  6. Feliz día a todas las adnegadas seguidoras de Folrence

    ResponderEliminar
  7. Aquí un reto para Florance... http://youtu.be/oZZJFfk_Oh8

    ResponderEliminar
  8. Estimado Douglas que excelente regalo de conocimientos nos das con cada una de las entradas del blog, muchas gracias

    ResponderEliminar
  9. Fabiola Czwienczek15 de mayo de 2014, 15:18

    Estimado Douglas: muchas gracias por este hermoso artículo. Cada 12 de mayo se resalta la gran contribución de Florence Nightingale como pionera de la enfermería moderna. En esta entrada de Cine-mática, tenemos la oportunidad de conocer (y admirar) a Florence como una mujer con talento para la matemática y con la sabiduría para aplicarla en el campo de la salud pública.

    ResponderEliminar