lunes, 10 de julio de 2017

"Arrebato erótico tardío"

(Píldora de ciencia)

Terminada la primera cuarta parte del siglo XX, la física cuántica era un puñado de resultados teóricos y experimentales que estaban a la espera de una matemática que los englobara, al estilo de las leyes de Newton que cubrían la mecánica clásica o las leyes de Maxwell que explicaban los fenómenos eléctricos y magnéticos. En 1925 el joven alemán Werner Heisenberg propone un exitoso modelo en el que las magnitudes observables de los fenómenos se representaban mediante tablas rectangulares de números. Estas tablas podían multiplicarse entre sí, pero con una característica que chocaba a la tradición: el orden de los factores podía alterar el producto, se trataba de un producto no conmutativo. Desconocía el joven Werner que su instrumento era un redescubrimiento que llevaba ya algunos años recorriendo los caminos teóricos de la matemática y quien se lo hizo ver fue su maestro Max Born. Resultó además que la chocante falta de conmutatividad no era sino la manifestación matemática del carácter intrínsecamente aleatorio de la naturaleza, que el alemán resumiría luego en su famoso principio de incertidumbre. Mecánica matricial se llamó su propuesta, aunque a él nunca le gustó el nombre por su resonancia más matemática que física.

Pocos meses después de conocido el trabajo de Heisenberg entra en escena un austríaco especial. Respondía al nombre de Erwin Schrödinger ("Esh-re-din-gar", pronunciaba mi profesor de mecánica en el Pedagógico de Caracas, recién llegado de su posgrado en Alemania. Por supuesto que españolizo aquel sonido con tanto gusto recordado.) Todo un personaje este caballero Schrödinger: un espíritu absolutamente universal con intereses que paseaban por la matemática y la física, haciendo tránsito hacia la biología y manejando con solvencia la filosofía. Aparte de su obra científica rigurosa y formal podemos ver en su bibliografía personal títulos como Ciencia y humanismo, La Naturaleza y los griegos, Mente y materia, Mi visión del mundo y el muy celebrado ¿Qué es la vida?, del cual el genetista James Watson admitió inspiración para su descubrimiento del ADN.

Difícilmente un espíritu tan abierto y universal responda a convencionalismos burgueses de cualquier naturaleza. ¿Recuerdan aquella película de la década de los 70 llamada Emmanuelle, dirigida por Just Jaeckin, protagonizada por Sylvia Kristel y basada en la novela del mismo nombre de Enmanuelle Arsan? Entre nosotros fue todo un escándalo y hasta prohibición de proyección hubo durante algún tiempo. (Un amigo cinéfilo que gusta de las exageraciones dice que cualquiera de las películas escandalosas de los 70 -El último tango, Historia de O, Emanuelle- podrían proyectarse hoy en un bautizo. A juzgar por el alto consumo religioso de las redes sociales, parece desproporcionada su exageración.) Pues bien, la mención a Emmanuelle tiene cabida en este texto en tanto el matrimonio de Erwin Schrödinger y Annemarie Bertel (Annie) parece un antecedente bastante temprano del argumento de la película: una unión absolutamente no convencional y plena de amor libre. Las infidelidades (¿se podrían llamar así en este caso?) estaban a la orden del día y eran toleradas con largueza. Fácil deducir que la pareja era bocado predilecto de los correveidiles del pacato ambiente científico de la época. (No eran los únicos: Einstein y Marie Curie también llevaron lo suyo; por separado... no quiero confundir.)

¿Y qué tiene que ver lo erótico con la matematización de la física cuántica? No me apuren... no he terminado. Ya mencioné que Schrödinger entra poco después del aporte de Heisenberg. Este último tenía inquietos a los físicos pues su modelo -correcto matemáticamente- dejaba poco espacio para la visualización física. Por supuesto que nuestro amigo austríaco era uno de estos inconformes. Para pensar en el asunto decide pasar unos días de reflexión en una cabaña de los Alpes suizos. No serán mal pensados si deducen que no iba solo, y menos mal pensados si añaden a su deducción que su compañía no era Annie. En efecto, se trataba de una anterior novia, cuya identidad quedará desconocida para siempre en la historia. Algunos biógrafos hablan de un disgusto con Annie, otros dicen que fue ella quien sugirió (y gestionó) la compañía en cuestión. A mí me gusta cómo describe el asunto Jim Baggot (La historia del cuanto: una historia en 40 momentos): "... la relación con su esposa estaba en un punto bajo. Por lo tanto, decidió solicitar compañía a una antigua novia en Viena y dejó a Anny en Zurich. Llevó también con él sus notas acerca de la tesis de de Broglie... No sabemos quién era la chica o qué influencia podía tener en él, pero cuando regresó el 8 de enero de 1926 había descubierto la mecánica ondulatoria."

Ese era el nombre de la teoría que se opondría, como método, a la mecánica matricial de Heisenberg aunque el propio Schrödinger demostraría que ambas formas de ver la cosa eran equivalentes, esto es, darían los mismos resultados aplicados a los mismos problemas. El corazón de la mecánica ondulatoria es algo que conocemos hoy como "ecuación de Schrödinger", algo que los matemáticos llaman ecuación diferencial y que contiene uno de los contrasentidos más hermosos de la ciencia: establece con exactitud el grado de nuestras inseguridades. Inseguridades en el mundo ultramicroscópico del átomo, se entiende. A partir de Heisenberg y Schrödinger comienzan las profundas discusiones filosóficas que envolvieron a Bohr, Einstein y el propio Schrödinger.

El matemático Hermann Weyl, quien para el momento era el amante de turno de Annie, dijo (según testimonio directo de Abraham Pais) que el descubrimiento de la mecánica ondulatoria fue "un arrebato erótico tardío en la vida [de Schrödinger]". En ese año, el austríaco cumplió sus 38. Hoy se espera algo más de la vida sexual de un hombre... científico o no.





+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+

El dibujo erótico de Picasso mostrado abajo contiene una profanación de mi parte: le superpuse la ecuación de Schrödinger. Algunos no lo tolerarán, pero no veo por qué no se puede intervenir la belleza con belleza, así sean de naturalezas diferentes. Además, está a tono con lo escrito en los párrafos anteriores. Seguro estoy de que el austríaco conoció y disfrutó la obra del español. No tengo ningún elemento que me permita siquiera sospechar la relación recíproca.



El dibujo fue obtenido de este enlace. Espero que sean reproducciones auténticas.

9 comentarios:

  1. Muy interesante, habrá que estudiar más sobre el efecto del erotismo en las ciencias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, Yolanda. Sería un estudio de lo más interesante. Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Una lectura llena de historia y para los amante de los numeros, tiene material para fisicos y matematematicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. De eso justamente se trata. Y vienen más.

      Eliminar
  3. Douglas, si veo varias veces Emmanuelle , lograre entender fisica cuantica?

    Bueno bromas aparte, lo unico que no entiendo es como todavia no hicieron una pelicula con esta historia. Ciertamente es mucho mejor como argumento que la excelente pelicula de Cronenberg sobre Freud y Jung. Un gran abrazo desde Santo Domingo.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, fuiste tu quien me introdujo somariamente a Schrodinger a proposito de la pelicula de los hermanos Coen. Te acuerdas.
    Si veo varias veces la pelicula de los Coen, voy a entender fisica cuantica?
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Héctor. Gracias por comentar. No sé si viendo varias veces "Emmanuelle" comprendas la cuántica, pero a lo mejor sí comprendes a Schrödinger. Por supuesto, mejor es la práctica diecta, aunque esto no te lo puedo recomendar por el riesgo de enojar a Maritza.

    Por cierto, ¿reconociste el amigo de las exageraciones al que me refiero?

    ResponderEliminar
  6. EXCELENTE ARTICULO, ES LA VISION DEL CIENTIFICO Y EL HOMBRE O MEJOR DICHO EL ALMA HUMANA. LO IMPORTANTE DE ESTE GRUPO QUE INTERVINO EN LA DISECCION DEL ATOMO Y SU EXPLICACION MATEMATICA Y FISICA FUE EL PLANTEO FILOSOFICO DE LO QUE TENIAN EN SUS MANOS. SE PUEDE DECIR QUE TODOS ELLOS QUE SE REUNIAN EN SOLVAY ( HAY FOTOS FAMOSAS DE LOS CIENTIFICOS DEL MUNDO JUNTOS) SE PLANTEARON DESDE EL PUNTO DE VISTA FILOSOFICO Y ETICO LA IMPORTANCIA DE SUS DESCUBRIMIENTOS, ESTO SE TRADUJO CUAN DO LA FISION DEL ATOMO DESCUBIERTA POR FRIK, STRASSMAN Y LITZ MEINER, EN EL JUSTO INSTANTE DEL PODER DEL NAZISMO. TODO EL GRUPO DE SOLVAY SE CONSULTO LO QUE SIGNIFICARÌA PÀRA LA HUMANIDAD LA FISION Y SU USO INDUSTRIAL Y MILITAR. EL GRUPO ALEMAN ESCUCHO LOS CONSEJOS DE BOHR, JOLIOT, HEISSEMBERG, MEINER, ETC. Y BOLOQUEO TODA INVESTIGACION HASTA DESPUES DE LA GUERRA. OPENHAIMER ROMPE EL PRINCIPIO ETICO BAJO EL LEMA DE TODAS MANERAS HAY QUE CORRER LOS RIESGOS QUE SUPONE TODO DESCUBRIMIENMTO Y DECIDE INTEGRAR EL PROYECTO MANAHATAN QUE DIO ORIGEN A LA BOMBA ATOMICA, LA EXPLOSION DEL ALAMO Y LO TERRIBLE DE LA MISMA DIO ORIGEN A LA BIOETICA. TELLER EN ESTA OPORTUNIDAD PLANTEA UNA DE LAS CONTROVERSIAS Y DISCUSIONES EN EL MUNDO CIENTIFICO: PARA QUE SIRVE LA CIENCIA, Y QUE LIMITA LA INVESTIGACION CIENTIFICA O COMO PODEMOS EVITAR LAS CONSECUENCIAS Y LOS DAÑOS COLATERALES (TERMINO MILITAR)QUE TODA INVESTIGACION Y DESCUBRIMIENTO PROVOCA. EL GRUPO DE SOLVAY, LOS HOMBRES COMO SHROEDINGER, BOH, EINSTEIN, STRASSMAN, MEINER, JOLIOT, YUKAWA, CON SUS DUDAS FILOSIFICO, ETICA Y MORALES SON IMPORTANTES DISCUTIRLAS EN ESTOS MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE QUE VIVIMOS.
    GRACIAS DR. DOUGLAS POR SUS REFLEXIONES Y POR ACERCANOS AL ALMA HUMANA DE ESTOS GENIOS. RECOMIENDO LA PELICULA O LA OBRA DE TEATRO STKOLMO, DONDE UNA PRESUNTA REUNION ENTRE BHOR Y HEISSEMBERG ( CREO NO ESTOY SEGURO) EN LA CIUDAD DE STOKOLMO SOBRE LA ETICA Y LA MORAL DE LA INVESTIGACION NUCLEAR COMO ARMA MILITAR

    ResponderEliminar
  7. Es claro que no sólo hubo movimiento armónico simple sino
    También oscilaciones forzadas por la presencia de la joven adicta a Matemáticos y Físicos.
    Muy bueno el relato.Saludos.

    José A. Sarabia

    ResponderEliminar